Formulario de búsqueda en el portal
twitter facebook tuenti youtube
cabeceracabeceracabeceracabeceracabecera

Un triunfo que es de justicia.

Imagen de listado en el contenido "Un triunfo que es de justicia."
Enviar a un amigo

Fecha publicación: 06-02-2014

Alejandro Contreras tiene 13 años y desde 2011 juega en la cantera del DKV Jerez de baloncesto. Entrena dos días a la semana con sus compañeros, pero hasta ahora los sábados, mientras su equipo disputaba la Liga Provincial en su categoría (Pre-Minibásket), él no. ¿El motivo? Alejandro es un niño con síndrome de Down que practica el baloncesto de forma inclusiva, es decir, con otros niños que no tienen ninguna discapacidad, pero si él es del año 2000 sus compañeros son del 2003 y en base a los criterios de edad que determinan las categorías, la Federación no permitía que Alejandro jugase con su equipo en competición oficial. Hasta ayer.

Francisco Contreras, padre del jugador, recibió la llamada que desde hace tiempo llevaba esperando. El presidente del DKV Jerez le comunicó que la Federación había dado el visto bueno, con el o.k. del resto de clubes de la competición, a que el pequeño pueda practicar este deporte de forma inclusiva en los partidos oficiales. 

El padre no podía sino mostrar su gratitud y satisfacción: "Estamos muy contentos porque al fin lo hemos conseguido". Contreras había hablado por la mañana con el delegado en Cádiz de la Andaluza, Adolfo Magrañal, y ya avistaba buenas noticias: "Me dijo que faltaba el visto bueno de algún club con el que aún no había podido contactar pero que me podía adelantar que casi lo habíamos conseguido". 

La batalla de este padre ha sido larga y, probablemente, con algunos sinsabores. Comenzó hace un año pero fue a raíz del anuncio en la web change.org cuando los hechos se han precipitado. La petición ( se puede consultar en el enlace http://www.change.org/es/peticiones/federaci%C3%B3n-andaluza-de-balonceso-alejandro-quiere-jugar-en-la-liga-provincial-de-baloncesto) había superado al cierre de esta edición las 47.000 firmas demostrando la fuerza que hoy en día tienen las redes sociales e internet. 

De hecho, tras publicarse en la web, la familia Contreras recibió la primera llamada de la delegación gaditana para tratar el asunto. En la reunión, Adolfo Magrañal comunicó a los padres que el único criterio para establecer las categorías es el de la edad aunque prometió estudiar el caso. "Este triunfo también es de la Federación", comentaba ayer el padre tras conocer la decisión federativa. "Alejandro va a poder hacer deporte inclusivo con sus compañeros y es gracias a que la Federación ha sido sensible". 

"Para nosotros, la discapacidad nunca ha sido un problema, por encima siempre vemos a la persona", dice Francisco. "Su hermano, que es tres años mayor, juega al baloncesto y él también quería. Lo apuntamos y desde entonces ha estado haciendo deporte inclusivo, que es el que permite que personas con discapacidad y personas sin discapacidad jueguen juntos en un contexto totalmente normalizado". "Empezó con los chicos de su edad -asevera- pero al haber un pequeño desfase entre la edad cronológica y la psicológica su entrenador nos propuso ponerle con los nacidos en el año 2003". 

De esta forma, Alejandro entrenaba "dos veces a la semana" con sus compañeros, "donde es uno más", participaba "en las concentraciones y amistosos" pero cuando llegaban los partidos de la Liga "la Federación, con su rigidez administrativa, nos decía que el único criterio para establecer las categorías era el de la edad sin contemplar otra posibilidad". Y se quedaba sin jugar. 

Los compañeros (y sus padres) solicitaron al club y a la Federación que permitiera jugar a Alejandro pero viendo que la petición no era atendida "decidimos que había que hacer algo y por eso iniciamos esta movilización ciudadana para trasladarla a la opinión pública". 

Como argumento, Contreras defendió que su hijo debía jugar con los niños de su grupo porque "estos chavales están por encima de su percentil, son chavales altos y él con su discapacidad está un poco por debajo por lo que las diferencias entre talla y peso no son significativas. La única cortapisa era la edad". "Siempre hemos buscado el entorno más adecuado para sus habilidades. A Alejandro no le ha regalado nadie nada. Ha demostrado que tiene habilidades para jugar al baloncesto", añade. 

Por este motivo, "creíamos que la Federación debía de reconsiderarlo. En Educación se están haciendo las adaptaciones necesarias. A las personas con discapacidad se les permite una repetición extraordinaria, se le quita importancia a los niveles de edad y se adapta a los cognitivos. ¿Por qué en el deporte no podíamos hacerlo? Al fin y al cabo el deporte es un aspecto más de la vida. El deporte no sólo es competir, tiene otra serie de valores". 

Amén del crecimiento personal que le supone hacer deporte inclusivo: "Por supuesto. El otro día nos decía el entrenador que está avanzando muchísimo. Por ejemplo, ya bota la pelota con las dos manos, vemos cómo los compañeros lo consideran como uno más y eso es muy importante".

 

Fuente: diariodejerez.es / D. Sánchez.

0 comentarios

Déjanos tu comentario


















*El nombre es obligatorio
*El e-mail no es correcto
*El comentario es obligatorio
*El codigo de seguridad no coincide

NORMAS DE USO


Down Andalucía no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido ofensivo o discriminatorio.
→ ayuda → mapa del sitio → buzón → inicio
Federación Andaluza de Asociaciones Síndrome de Down (Down Andalucía)
C/ Tierra, 5, Acceso A - 41020 SEVILLA (España) coordinacion@downandalucia.org
Teléfono: (+34) 954 516 775 Fax: (+34) 954 514 006
Panel Administración
logoJunta Proyecto incentivado por la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa
logoUE Proyecto financiado con fondos FEDER